Que seas mamá o papá no significa que al tener más responsabilidades debas dejar de lado tus entrenamientos y para eso nuestros entrenadores BIFIT te traen 5 consejos para lograr el equilibrio entre deporte y paternidad.

Papá jugando con sus hijos. Crédito Istockphoto: gradyreese

1. Cuida tu alimentación y la de tus hijos

Ya que somos padres y lo primero que debemos inculcar a nuestros hijos son buenos hábitos, nada mejor que hacerlo dando el ejemplo, por eso vital decirle adiós a toda la comida rápida, fritos y a cualquier antojo no saludable entre horas.  Es ideal que desde casa comiences a promover una alimentación balanceada que ayudaran al desarrollo físico y mental de tus hijos.

En cuanto a tu necesidad de estar activo para ellos, puedes dedicar unos minutos para prepararte un batido de frutas todos los días teniendo en cuenta que necesitaras estar al tope de energía, es muy importante suministrarle buenas fuentes de macronutrientes y micronutrientes a nuestro cuerpo para mantenernos fuertes, saludables y no decaer en nuestros entrenamientos.

Mamá e hija alistan su merienda para la escuela. Crédito: Istockphoto.com

¿Qué son los macronutrientes y micronutrientes? el portal hola.com explica brevemente su significado y valor.

Macronutrientes

Serían los nutrientes que nos aportan energía. Son fundamentales para el organismo, en mayor cantidad que los micronutrientes. En este grupo se incluirían grasas, carbohidratos, proteínas y agua. Dicha energía se mide en calorías y es esencial para el correcto funcionamiento de los procesos de nuestro cuerpo. (Hola.com)

Micronutrientes

Son imprescindibles para la correcta actividad diaria, aunque el cuerpo los requiere en menor cantidad. La labor que desempeñan es mayoritariamente la de favorecer numerosas reacciones químicas internas. En este grupo estarían las vitaminas y los minerales.

Vitaminas: Se dividen en vitaminas liposolubles -solubles en grasa- (A, D, E y K) y vitaminas solubles en agua (B y C).

Minerales: presentes en pequeña proporción en alimentos tanto vegetales como animales, constituyen el 4% de la masa corporal. Se dividen en macro-minerales (calcio, potasio, hierro, sodio y magnesio) y micro-minerales (zinc, cobre, floruro, cobalto y cromo).  (Hola.com)

Almuerzos saludables empacados. Créditos Istockphoto: klenova

2. Elige el momento ideal para ti.

Aprovecha cuando estén dormidos: Se te acabo el dormir y ahora sabrás lo que es madrugar, aunque no lo creas te diré que tu descanso no se verá afectado.

Organízate cada noche con tu pareja para poder atender las demandas de tu hijo, aunque lo mejor sería que te acostumbres a la rutina de tu bebe y que descanses en los momentos que él lo hace.Si no lo consigues no te desesperes, no siempre será posible por eso es bueno que aproveches los momentos en los que tu hijo te da un tiempo libre para hacer tus ejercicios físicos.

3. Inculca el deporte en casa

Es muy fácil encontrar artículos que te permitirán realizar deportes con tu hijo, como lo son la sillita para la bici, carritos para  hacer running, mochilas porta bebes, entonces no tienes ninguna excusa para salir a hacer deporte. Realizar deportes con tu bebe fortalece la relación padre e hijo y  te sorprenderá que tu hijo te empiece a pedir cada fin de semana que salgan de casa, pues ya se ha convertido en tu partner al hacer ejercicio.

Madre e hijo haciendo deporte. Crédito: Istockphoto.com

4. Instala un gimnasio en casa

Con la paternidad será más difícil escaparte para realizar tus entrenamientos, por lo que una buena idea es empezar a crear un rincón fitness en tu casa con algunas mancuernas, algunas barras fijas para la pared, en general artículos sencillos para entrenamiento físico.

Desde el momento en que te conviertes en madre o padre, cada segundo será un tesoro por lo cual debes aprender a rentabilizarlo, otra buena idea es contratar un entrenador personal el cual puede movilizarse hasta tu hogar y llevar los artículos necesarios para las sesiones junto con tu planificación diaria.

Gimnasio en casa. Crédito Istockphoto.com

5. No te obsesiones con el deporte

Ya hemos dicho varias veces que el deporte es salud en todas las etapas de nuestra vida, quizás ahora que vas a ser padre incluso más, porque ahora el deporte se convierte en una herramienta para descansar y desconectarte de la rutina diaria; sin embargo excederte en su práctica puede generar consecuencias adversas. Màs bien elige disfrutar del equilibrio entre familia y tiempo para ti.