Mucho nos han dicho sobre los beneficios de mantener una vida saludable, a través del ejercicio y la dieta balanceada; porque hacerle frente a cualquier condición o enfermedad es más sencillo con un organismo activo. Lamentablemente cuando se inicia una rutina o se acude al entrenador personal en un porcentaje alto es por sugerencia médica ya que existe una enfermedad, por esta razón es importante entender en qué condiciones patológicas podemos desarrollar una planificación que retrase, o mejore la condición de la misma; lo que diversifica la acción y el valor que tiene el entrenador personal.  En esta serie de artículos daremos una mirada al entrenamiento físico en situaciones patológicas.  

¿Que es una patología?

Crédito: Istockphoto.com

Para empezar cuando hablamos de patologías nos enfocamos en enfermedades que afectan a la persona, que pueden ser de carácter físico o mental. En términos técnicos patología es una parte de la medicina que estudia los trastornos anatómicos (estructura) y fisiológicos (función) de los tejidos y los órganos enfermos, así como los síntomas y signos a través de los cuales se manifiestan las enfermedades y las causas que las producen.  

Desde la anamnesis un diagnóstico médico previo al proceso de entrenamiento, el entrenador personal conoce el estado de salud de sus usuarios y con estos elementos procede a realizar la prescripción de los entrenamientos siendo un puente entre la acción del profesional en medicina y los cuidados del paciente afectado. 

Tipos de patologías

Shot of unhealthy young woman with stomachache leaning on the bed at home.
Crédito: Istockphoto.com

De acuerdo a nuestros órganos y sus funciones existen varios tipos de patologías, nos centraremos en las derivadas del sistema osteo articular, dentro de este grupo de enfermedades, conocidas también como reumatológicas se agrupan las que involucran el deterioro y disfunción del sistema óseo y articular afectando las estructuras internas y adyacentes como cartílagos y tejidos blandos.  Mencionaremos las más comunes a saber:

  • Artritis reumatoide
  • Bursitis
  • Cervicoartrosis
  • Espondiliosis cervical
  • Fibromialgia
  • Gota
  • Hernia de Disco
  • Osteoartritis
  • Osteoporosis
  • Raquitismo
  • Tendinitis del Hombro
  • Tunel carpal
  • Tunel Tarsal

Su característica principal es el dolor y la incapacidad funcional.  Cabe anotar que estas enfermedades no son causa directa de mortalidad, pero si deterioran la calidad de vida, mermando las funciones de los afectados. 

Recomendaciones experta Bifit

Crédito: Istockphoto.com

Aunque no existe evidencia científica respecto a que el ejercicio físico contribuya en la recuperación del tejido óseo o la densidad, si está demostrado que detiene las enfermedades degenerativas, sea cual sea el diagnóstico médico es importante atender a estos conceptos del entrenamiento.

En BIFIT te ofrecemos acompañamiento y diagnóstico durante todo el proceso de entrenamiento, porque reconocemos la importancia de evaluar la condición particular de cada usuario para construir un plan a la medida que sume a sus objetivos y calidad de vida.

  1. Se debe realizar movilidad articular sin excepción 
  2. El calentamiento y estiramiento previene el avance de la enfermedad además generan que los ligamentos y tendones puedan fortalecerse 
  3. La resistencia aeróbica puede desarrollarse con ejercicios de fondo y medio fondo en superficies con impactos menores (agua, sobre césped) 
  4. Los ejercicios con sobrecarga deben contemplarse en procesos avanzados del entrenamiento y estas no deben superar el 70% de la RM
  5. Se aconseja los ejercicios con propio peso corporal para mejor la resistencia a la fuerza y adquisición de tono muscular 
  6. La práctica deportiva es ilimitada manteniendo las condiciones básicas de estiramiento fortalecimiento y calentamiento 
  7. No se manejan intensidades superiores al 80% en los trabajos que se realizan
  8. La alimentación es muy importante, y estos hábitos deben contemplar el consumo de vegetales, frutas, proteínas de origen vegetal y animal (con moderación la carne de res) y con moderación los carbohidratos simples y complejos. 
Mujer es evaluada por médico, durante el entrenamiento. Crédito: Istockphoto.com

Bibliografía 

José L. Ferretti. Repercusión de la Actividad Física sobre el Sistema Óseo. Revista de Actualización en Ciencias del Deporte Vol. 5 Nº14. 1997.