Varios Biffiters e incluso nuestra comunidad de entrenadores personalizados pusieron este tema sobre la mesa; la suplementación junto al proceso de entrenamiento.

Chica tomando su batido pre entrenamiento. Istockphoto/Crédito: Motortion

Primero explicaremos a que se refieren los suplementos deportivos (también se conocen como ayudas ergogénicas) son productos que se usan para mejorar el rendimiento deportivo que podrían incluir vitaminas, minerales, aminoácidos, hierbas o productos botánicos (plantas) o una concentración, extracto o combinación de estos. Estos productos se encuentran generalmente de venta libre sin receta médica.

La relación que existe entre el ejercicio, descanso y alimentación es bien conocida por las personas que practican alguna actividad deportiva y por los entrenadores, teniendo en cuenta que esta última sumada a la hidratación influye de una manera vital en el rendimiento, de tal forma que la elección de los alimentos es un factor que contribuye al despliegue de todo el potencial de rendimiento en las actividades que se realicen.

En muchas ocasiones para las personas no son suficientes las recomendaciones en alimentos y se decantan por la opción de ingerir productos que teóricamente ayudan a mejorar su rendimiento, sin saber exactamente cuál es su función, cual es el contenido y si realmente tienen los efectos para los que se ingieren. Algunos de estos productos están avalados por la evidencia científica otros demostrado claramente su ineficacia o sus perjuicios para la salud y en última instancia los que no tienen estudios o pruebas concluyentes que los avalen.

Hombre alista su batido pre workout. Istockphoto- Crédito: Aleksandar Nakic

De tal razón debemos comprender que los suplementos están destinados para personas que hacen deporte en el 99% de los casos alto rendimiento, ellos tienen unas necesidades nutricionales diversas que van de la mano con su entrenamiento y tienen la función de cubrir los requerimientos nutricionales.

Atendiendo a lo anterior en esta primera parte les contaremos como están clasificados los suplementos y cuáles son los factores que permiten avalar su función.

La evidencia se basa en 4 cosas específicamente

  • Población los estudios deben demostrar que los grupos pertenecen a personas practicantes de deportes en su mayoría alto rendimiento, los estudios en personas sedentarias carecen de validez.
  • Tipo de estudio: La fiabilidad de las evidencias tiene más peso si los estudios poseen un grupo control y un grupo placebo
  • Significación estadística de los estudios: Cuando la evidencia muestra una tendencia estadística importante avala la certeza y fiabilidad del mismo, en razón a que permiten el estudio con diferentes grupos.
  • Repetición de resultados: En diferentes grupos de estudio o investigaciones

CLASIFICACIÓN DE SUPLEMENTOS

Cropped image of handsome young sportsman preparing sport nutrition in kitchen at home

Siguiendo la línea de investigación los suplementos se categorizan así

GRADO A: De estos existe gran evidencia científica, estudios concluyentes

Aquí tenemos las bebidas deportivas y geles deportivos, cafeína, suplementos en minerales, las proteínas de suero de leche, la creatina.

GRADO B: Aunque existe evidencia, no contienen la cantidad de estudios suficientes que puedan establecer conclusiones sobre ellos.

B-alanina, carnitina, probioticos, aceite de pescado

GRADO C: En ellos no hay pruebas que avalen su efectividad, requieren estudios.

Picolinato de cromo, Q10, gingseng, triglicéridos de cadena media.

GRADO D: Los que no tienen pruebas, ni estudios.

Efedrina, tribulus terrestres, sibutramina, androstenediol, y otros precursores de la testosterona.

Para concluir aconsejamos consultar a tu entrenador el suplemento que más se ajuste a tus objetivos y estructura física, mientras tanto no te pierdas nuestro próximo artículo en el que nuestra experta en nutrición mencionará más sobre el extenso mundo de la suplementación y sus múltiples beneficios.

Fuente párrafo 1:https://kidshealth.org/es/teens/sports-supplements-esp.html